Kollofken la nutritiva alternativa para el consumo de algas chilenas

Alimentos que sanan:

Kollofken es un producto a base algas deshidratadas en un formato premium para el mercado Gourmet, pulcramente seleccionado y secado a la sombra a temperatura constante, conserva todas sus propiedades nutricionales. Actualmente considerado un superalimento busca posicionarse como parte de la alimentación de nuestro país.

Fabián Ramírez fundador de Kollofken y de profesión  biólogo marino, decide crear este producto, después de trabajar 4 años en investigaciones marinas con pescadores artesanales productores de algas, entendiendo que existe un potencial enorme en nuestro país respecto a la industria de este tipo, comienza a emprender con productos del mar.

kollofken viene en un formato que entrega elegancia y facilita el consumo de un producto natural, y además en su equipo cuentan con un asesor gastronómico que nutre al equipo con recetas que son compartidas a través de sus redes.

La empresa trabaja directamente con pescadores artesanales de la costa de la VI región del sector Navidad, se enfocaron en esta zona principalmente por ser libre de descargas (ríos y esteros cercanos a centros industriales), lo que influye en una materia prima de gran calidad e inocua.

Los recursos con los que trabajan:

El cochayuyo es una de las algas más conocidas y consumidas en Chile, sin embargo  tiene una mala reputación, y la gente evita su consumo. Poco a poco a través del tiempo este pensamiento ha ido cambiando, gracias a que se ha informado los grandes beneficios de está alga y también que se ha convertido en un superalimento, esto quiere decir que además de poseer un alto contenido de nutrientes también ayuda a mejorar algunas enfermedades.

Considerando que Chile tiene más de 4.000 km lineales de costa, y muchos recursos marinos, las algas son un interesante nicho para explorar. El mercado ha crecido considerablemente, se ha notado por el aumento en el consumo de sus productos. De está manera en abril de este año, Fabián incluye  tres nuevas especies de algas: Luga Cuchara, Luche y Calabacillo, de los cuales tienen siete nuevos formatos de productos finales para sus clientes, y pretenden incluir más algas durante este 2017.

“Respecto a las posibilidades de exportación de algas, creo que se deben hacer mayores esfuerzos en ofrecer productos finales con valor agregado, no lo que se hace hoy en día que es deforestar nuestras praderas naturales de macroalgas y “regalar” materia prima, porque esto produce un enorme problema ecológico en las costas donde ocurren estas extracciones irracionales”. Indicó el fundador de Kollofken

Cochayuyo un super alimento:

Actualmente las personas están en búsqueda de nuevas alternativas de alimentación saludable y que además considere aportes nutricionales para su cuerpo.

El descubrimiento de estos beneficios y los nuevos formatos que existen han permitido facilitar el consumo de algas en general.

El cochayuyo que se encuentra a lo largo de las costas chilenas, es considerado un superalimento ya que es alto en nutrientes. Posee grandes beneficios tales como: controlar el colesterol en la sangre, eliminar toxinas de forma natural, además es rico en proteínas, potasio, yodo, sodio, calcio y magnesio y contiene un alto grado de ácidos grasos y omega 3.

“Es bueno  incluir algas chilenas ya que nosotros no la valoramos tanto. Por ejemplo el cochayuyo y el luche  son los dos tipos de alga iconos de nuestro país, y en el fondo preferimos el nori del sushi que es un alga extranjera, quizas podriamos hacer un sushi y elaborarlo con luche, que en el fondo es prácticamente  la misma alga. Entonces se podría hacer algo en términos de valoración de los productos chilenos”

Respecto al aporte de la incubadora en cuanto al desarrollo de su proyecto Ramirez dijo: “El aporte de Incubatec ha sido muy relevante, ya que me ha permitido poder desarrollar nuevos productos y también solventar algunos aspectos del marketing digital que antes no había podido realizar de buena forma”

Lo que se viene a futuro:

Fabián piensa en la  proyección de su producto, y pretende  crecer en temas de alimentación saludable y siempre con la idea de poder incluir nuevos productos como algunos moluscos y crustáceos, darle un valor agregado y ver una posible asociatividad con productores locales, dar un apoyo especial a ellos que  son parte fundamental de está gran cadena y son quienes realizan  el mayor esfuerzo al  extraer los productos del mar. “Yo como biólogo marino veo el esfuerzo que tienen los pescadores artesanales al extraer estos recursos, y si se les puede dar una mano en términos económicos estaría  dentro de nuestros lineamientos como empresa”.

En estos momentos Fabián se encuentra en Colombia en una ronda de negocios junto a Prochile. “A Colombia voy con altas expectativas, primero quiero que las empresas miembros de la alianza del pacífico conozcan nuestros productos chilenos, y segundo claramente que se interesen y quieran llevarlos a sus mercados. Es muy gratificante para mí ver tan buenos resultados en términos de aceptación y fidelidad de los clientes en este periodo que llevamos desarrollando Kollofken, lo que también ha tenido muy buena acogida en instituciones estatales como Corfo y ProChile, donde hemos trabajado con distintas herramientas que entregan a las microempresas”